Los profesores comenzaron el «back to work» en la Capilla para rezar y ponerse en manos de San Marcelino y la Buena Madre, con una oración que hacía honor al lema «Muévete».