La Familia Marista llora por nuestro pequeño Santi que, como un ángel, está ya junto al Padre.

Siempre con nosotros. DEP.