Con la Capilla y zonas habilitadas repleta de familia marista hemos celebrado juntos la Navidad con la Misa de Gallo. Gracias a todos los que la han organizado y nos han hecho revivir con alegría el nacimiento de Jesús.