El pasado 6 de febrero los alumnos de 4º de Primaria que se están preparando para recibir la primera comunión renovaron las promesas de su bautismo.

Recordar el bautismo nos hace vivir en profundidad su significado y nos recuerda que somos Hijos de Dios y miembros de la Iglesia.

Fue una celebración emotiva y llena de recuerdos en la que los niños prometieron que vivirían como hijos de Dios y seguidores de Jesucristo, según la fe de la Iglesia. Renovaron su fe y sus promesas del bautismo porque quieren ser cristianos de verdad.