En estos últimos días han tenido lugar las sesiones de interioridad para alumnos desde infantil hasta 2º de la ESO.

Creemos firmemente en los beneficios de educar en la interioridad. Llegar a nuestros pensamientos, emociones, a lo más profundo de nosotros mismos, nos ayuda a enriquecer nuestra propia vivencia personal, y las relaciones con los que están a nuestro alrededor.

A través de dinámicas corporales, meditación, visualizaciones, masajes… permitimos que los alumnos desarrollen su dimensión interior individual y aprendan abrirse a los demás, gracias a la capacidad de reflexionar, discernir, amar y optar en libertad personal y en solidaridad. En estas sesiones nos proponemos como objetivos el desarrollo del autoconcepto, la unificación de las dimensiones de la persona y la apertura a la trascendencia.

En definitiva, la educación en la interioridad nos ayuda a ser nosotros mismos y más felices.