Cada año vemos globos o luces azules iluminando balcones, ventanas y fachadas. Este año, concienciar sobre el autismo cobra especial importancia debido a la situación de confinamiento en la que nos encontramos y que está afectando especialmente a las personas con TEA (trastorno del espectro autista). Os proponemos que decoréis vuestros balcones este próximo jueves con un molinillo azul o con algo de este color que tengáis en casa.

La instrucción de Sanidad publicada en el BOE el 20 de marzo “habilita a las personas con discapacidad, que tengan alteraciones conductuales, como por ejemplo personas con diagnóstico de espectro autista o conductas disruptivas, el cual se vea agravado por la situación de confinamiento derivada de la declaración del estado de alarma, y a un acompañante, a circular por las vías de uso público, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio”. Debido a algunos problemas que han surgido, estos niños y sus acompañantes han sido increpados por saltarse el confinamiento, por ello, algunas asociaciones han aconsejado el uso de prendas azules o brazaletes.