Hoy, 2 de abril, se celebra el Día Mundial del Autismo en su decimocuarta edición con el objetivo de concienciar sobre la situación de las personas con autismo. El objetivo es colaborar en la investigación, el diagnóstico, el tratamiento y la aceptación de personas con esta varianza neurológica. La tasa de autismo en todas las regiones del mundo es alta y la falta de comprensión tiene un gran impacto en las personas, sus familias y comunidades.

El autismo es un trastorno neuropsiquiátrico, que puede causar serios problemas en la capacidad de comunicarse, relacionarse con las personas y adaptarse al entorno. Es parte de lo que se define como “trastornos generalizados del desarrollo”. Las personas con esta condición tienen dificultades con las interacciones sociales, problemas de comunicación y comportamientos repetitivos.

Conocer y vivir con este trastorno es importante no solo para las personas que lo padecen, sino también para sus seres queridos y quienes les rodean, por lo que este es un día especial en el que debemos tomar conciencia

Este año, algunos de los monumentos más importantes del mundo estarán teñidos de azul, el color elegido por la ONU para connotar el espectro del autismo.

Desde Maristas Valencia nos unimos a esta causa para que toda la sociedad sea más sensible a esta realidad teniendo presente a nuestro alumnado con este diagnóstico y sus familias.