Este próximo lunes, día 2 de noviembre celebraremos la eucaristía en memoria de los fieles difuntos. En ella recordaremos a nuestros familiares, amigos y Hermanos que han fallecido a lo largo de este año. También tendremos un recuerdo especial para todos aquellos que han fallecido víctimas de la desesperación por buscar una vida mejor, víctimas de violencia del desamor, víctimas del odio religioso; tendremos un recuerdo especial para los hermanos maristas mártires del Zaire.

Los cristianos nos reunimos en torno a Cristo que da horizonte de sentido a nuestras vidas y la plenifica en su encuentro definitivo. Damos gracias a Dios por la vida de los que nos precedieron y pedimos fuerzas para seguir fieles al Evangelio en la cotidianidad de nuestra vida. Celebramos el don de la Nueva Vida.

Contigo, la Nueva Vida.