Una aventura emocionante ha sido el proyecto que hemos elegido para trabajar las emociones en la etapa de infantil. Durante cinco semanas hemos descubierto que es lo que sentimos en las situaciones que vivimos diariamente. Con este  proyecto, hemos querido crear un espacio y dar oportunidad a nuestros alumnos  para  que desarrollen mejor sus habilidades emocionales.