¿Qué mejor manera que trabajar las descripciones describiendo arte? Y si además le sumamos el placer de escuchar «Las cuatro estaciones» de Vivaldi mientras trabajamos, el aprendizaje se convierte en un lujo.
Cuando «El otoño» de Arcimboldo aparece en las pantallas de tercero, no deja indiferente a ninguno; risas y caras de sorpresa abundan en las aulas y el resultado ha sido magnífico.