El jueves 16 de Febrero compartimos en el colegio la Merienda del Hambre. Comenzamos con una oración todos juntos en la capilla, en la que pudimos darnos cuenta de que los Maristas estamos por todo el mundo compartiendo Vida, una Vida compartida desde hace 200 años. Formamos entre todos los aros olímpicos como seña de la unión entre todos los continentes.

Después, de camino al comedor, hicimos una parada para que los voluntarios nos presentaran de forma breve el proyecto SED con el que desde nuestro colegio queremos colaborar para hacerlo realidad: Combatir la desnutrición infantil en Sakassou.

Ya en el comedor compartimos un trozo de pan y una manzana y gracias a vuestra colaboración podemos ayudar a llenar el plato de muchos niños que no pueden comer. Realizamos las tradicionales rifas de objetos traídos por voluntarios de campos de trabajo y terminamos con juegos que habían preparado los Scouts para los niños. Fue una tarde estupenda.

Gracias a toda la Familia Marista por compartir este rato todos juntos.