Esta semana comenzamos las celebraciones de la Reconciliación con los alumnos de la ESO en el marco de la Cuaresma. Es una buena ocasión para detenerse y pensar en uno mismo, en sus relaciones y cómo renovarse desde lo profundo.