¡Felicidades a los maristas por el día de la Buena Madre! Que ella siga cuidando nuestras vidas y guiando nuestros pasos para seguir sirviendo al proyecto de Jesús bajo el carisma marista.