Aquí el enlace de la noticia publicada en «El Mundo». Gracias a quienes hicisteis realidad el sueño de la celebración del Bicentenario de la familia marista en el día de San Marcelino Champagnat celebrándolo en la Catedral y con la presencia de la Mare de Dèu, que fue trasladada desde la Basílica para presidir nuestra eucaristía.